136. Cuando el otro se transforma en un extraño

presentacion oficial

“¿Y por qué creemos en realidad
que la veracidad es una virtud?
Imagínate que te topas con un loco que dice
que es un pescado y que todos somos pescados.
¿Vas a discutir con él?
¿Te vas a desnudar delante de él
para enseñarle que no tienes aletas?
¿Le vas a decir en la cara lo que piensas?”
 
Milan Kundera
 

¿Jugaste alguna vez a ser otra persona delante de tu pareja? ¿Se te ocurrió pensar cómo sería el otro con alguien diferente a vos? ¿Te gustaría presenciar el momento exacto dónde tu pareja es seducida por otra persona? ¿Querrías saber su reacción? Ahora que ya se conocen, ¿no les gustaría conocerse de nuevo? Continuar leyendo

135. El miedo a perder

presentacion oficial

El, desparramado en el sillón del living, buscando qué ver en Netflix.

La búsqueda lo obsesiona, no quiere dejarse influenciar por la gráfica de las películas. Mira por la ventana como si el estado del clima le indicara que tipo de película debería ver. Hay una de un soldado que a pesar de las mutilaciones que sufre en combate, se carga ciento cincuenta japoneses. Hay otra de un tipo que inventa una pastilla que lo teletransporta a un momento aleatorio del Siglo XVI como una ramake de “El túnel del tiempo”.  Piensa que las de Ben Stiller y Adam Sandler son todas iguales.

Pero de pronto recuerda que varios amigos le recomendaron que empiece a mirar una serie que está buenísima; hasta que, después de varios minutos de vacilaciones, se decide por el primer capítulo de la primer temporada de “House of card”.  Se dispone a disfrutar de ese momento de intimidad que se llama “ahora estoy conmigo mismo un par de horitas después de la terrible semana que tuve”, hasta que escucha una voz dulce y aflautada que pregunta: Continuar leyendo

134. El otro como posesión

Banner Libro

Muchas veces la posición subjetiva en la cual te ubicás frente al otro, define el tipo de vínculo que vas a tener. La dialéctica entre el ser y el tener está presente en todos los aspectos de la vida. Hay personas que se preocupan más por ser, para acceder al tener y otras que consideran que si no tienen, no son.

Continuar leyendo

133. Ni una menos, ni uno más

Lo violento. Ni la violenta, ni el violento. Lo violento.

Todos podríamos definir al ser violento. Todos sabríamos responder a la pregunta del “qué es ser violento”. Pero… ¿cómo se es violento? El “cómo” interroga a lo neutro, se pregunta por “lo violento”, ni por el, ni por la, por lo. ¿Cuántos tipos de violencia hay? No es lo mismo la violencia de género que la violencia vincular. No es lo mismo la violencia del enfermo que el enfermo de violencia. Violencia y agresión ¿son sinónimas? ¿Hay una violencia justificada y otra deplorable? ¿El que aparenta más fuerza es, en definitiva, el más violento? ¿Puede una mirada silenciosa ser catalogada como violenta? ¿Todo delito es violento o toda violencia es delictiva? La violencia es situacional, o es un concepto binario que no admite debate. No debatir ¿es violento? O hay cosas que no se debaten. ¿Uno puede defenderse sin ejercer la violencia?

Y la gran pregunta: ¿Se “es” violento o se “está” violento? La primera es pura existencia, carácter y neurosis, la segunda es situación, circunstancia y – también – neurosis. Continuar leyendo

132. La figurita difícil

A mi amigo le gustan las colecciones. Encuentra adrenalina en la ambición de completar una falta. Mientras que a otros, eso los pone nerviosos, a él le encanta ir por lo que no hay; como quien quiere frutillas en la época de manzanas. Sabe buscar, sabe encontrar, sabe perder. ¿Acaso no le dedicará cada perdida a alguien? Mi amigo no titubea a la hora de vacilar, pero se tropieza pisándose los cordones imaginarios de un mocasín. Es un arqueólogo del amor, un alquimista de la palabra y un especialista en clavarla en un ángulo. Es buen discutidor pero falla en las hechuras. Crece andando, decrece ante el mínimo semáforo. Continuar leyendo

131. La esperanza como obstáculo

Las personas que transitan un amor no correspondido, además de bancarse esa no correspondencia, cargan con la contundente frase mal planteada de “la esperanza es lo último que se pierde”. Perdiste las ilusiones, se te derritieron las expectativas, chocaron contra un paredón las fantasías de a dos, pero… quédate tranca que la esperanza es lo último que quedará en tus bolsillos vacíos de amor. Continuar leyendo

130. Los amores que retornan una y otra vez

banner GIRA PATAGONIA copia

El amor tiene millones de caras, algunas maquilladas como para la tapa de una revista, otras como para hacer un bollo de papel y lanzarlo al viento como un pájaro. Algunas caras son enigmáticas al punto de no poder descifrar jamás el laberíntico secreto del deseo, otras son la expresión misma de la ingenuidad. Continuar leyendo

129. Cuando no fluye, no fluye.

Este jueves Amores Tóxicos en la Feria Internacional del Libro.

Enterate haciendo click.

banner amores feria

La joven muchacha de caderas prominentes era talle treinta y seis. Entra en una casa de jeans. Hay cuatro empleadas con mala predisposición pero con único objetivo… vender para engrosar las comisiones y tener platita para la jarra loca del baile. Pide un jean tiro bajo talle treinta y dos. Se lo dan. Se mete en el minúsculo probador y antes de sacarse el jogging comienza a transpirar. Intenta con escasas esperanzas que encaje lo que nunca va a encajar. Domestica su imagen en el espejo, le cree a la vendedora de la jarra loca que le queda divino, sigue transpirando. Se dice en silencio que mientras no esté sentada la panza no le explota. Se miente porque cree que dos números más, la van a mostrar gorda. Simula un cuerpo en otro espacio, quiere habitar el espacio con otro cuerpo.

Continuar leyendo

128. Volver a estar con alguien

banner amores feria

A pesar de las peleas que tenés con el destino, de los berrinches con la noche y de la discusión con los fantasmas, a la larga te vas acostumbrando. El cuerpo se adelanta al cuerpo, tiene una sabiduría anodina que muy pocos saben interpretar. El cuerpo va llegando y te espera, sabe de paciencia y se desparrama en la vida cotidiana como un águila que cuida su nido. ¿Quién anida a quién? Continuar leyendo

127. Los celos retrospectivos

Banner Amores Prensa

El pasado como amenaza

El pasado es un arma de doble filo, puede ser usado tanto para el bien como para el mal. Si está del lado del recuerdo y la evocación, realza determinados momentos felices que, de solo recordarlos, volvés a transitarlos como si nunca antes. Ahora, cuando el pasado es utilizado como fantasma que acecha al presente o como un arma para herir intencionadamente las propias elecciones, estás en problemas. El pasado como fantasma es un recuerdo dentado. Continuar leyendo