125. Amores por WhatsApp

Banner Amores Prensa
 
“A veces abro su conversación
 y me quedo esperando que esté en línea.
Sólo para emocionarme, porque no le hablo”.
 
Anónimo de “La gente anda diciendo”

 

Si la palabra está repleta de malos entendidos habitada por malos entendientes y el lenguaje nunca es suficiente a la hora de explicar lo que quiere decir, no sería difícil coincidir que comunicarse a través de los pulgares inaugura una nueva decodificación de lo que hasta ahora entendíamos por emisor y receptor. Decirlo por WhatsApp evita tener que decir ciertas cosas cara a cara ya sea para bien o para mal. Continuar leyendo

124. Los que se te pegan a tu vida

Los amores chicle

Hay personas, en un principio amables, que se van metiendo en tu vida de forma sigilosa. Se ofrecen generosamente a acompañar tus tiempos y a cohabitar tus espacios. Son predispuestas y siempre listas a servirte de soporte para todo lo que necesites. Pero claro, llega un momento en que empezás a sentir cierta incomodidad, cierto malestar en tus espacios de intimidad. Tratás de decirlo gentilmente, y el otro acude a que no le cuesta nada, que es un placer estar con vos y bla bla bla. Luego de un tiempo le decís que ya está bien, que vos necesitás tus propios tiempos y que la intimidad y los momentos para uno bla bla bla. Cuando te querés dar cuenta tenés una persona pegada como un chicle a tu vida cotidiana. Continuar leyendo

123. Cómo despedirse de un ex amor

No se bien donde está escrito, pero pareciera ser que uno tiene que estar siempre en estado de amor. Mucha gente se identifica con el enamorado porque suele identificarse con el más débil. Pero hoy voy a salir en defensa de los que ya no sienten nada, de los que se quedan felizmente con las manos vacías, los que advierten otro rumbo con nuevas atracciones, nuevas adrenalinas. Estas ideas son para los que ya no soportan a la persona que tienen al lado y que todo les fastidia. Continuar leyendo

122. Ideas para discutir con el otro

Ir de fiesta

Tienen una fiesta. Nada importante, esas fiestas medio de compromiso. Hay fiestas que vas con el corazón y otras que vas con el cuerpo; otras que vas pero no vas. Una pareja, difícilmente coincida en el interés de concurrir a un evento. Pasan muchos años para que los invitados sean los dos. En general uno lleva al otro.  Continuar leyendo

121. Los peleados con el amor

Se oye, en los pasillos de las universidades o en los baños de las oficinas, que algunas personas muestran cierto desinterés por las relaciones amorosas. Sostienen que el amor ya les pasó y están orgullosas de no tener una relación enfermiza ni con el concepto ni con el acto. El amor, mientras no lo domes, te mea en la cabeza. Personas que se sienten libres de un mandato y pregonan militantemente la decisión tomada. Lo que no entiendo es porqué ponen esa cara. Continuar leyendo

120. Volver a estar solo

Más de una vez, estando en pareja, te imaginas viviendo “para siempre” con esa persona que tenés al lado. Te cierra, porque podés hacer más o menos todo lo que te imaginabas: cine, cena, pochoclo, caminatas, algún que otro viajecito, visitar amigos, dormir cucharita y todas esas cosas que lees en Facebook que hacen tus amigos que tienen incontinencia de exposición y no discriminan la diferencia entre lo íntimo y lo personal. Esas personas que trasladan el minuto a minuto de sus vidas a una red social, justamente lo que les falla es la red individual y subjetiva. El miedo a ser olvidado impulsa la privación de la dulce sensación de ser extrañado. Continuar leyendo

119. Carta de una enamorada a su psicóloga

“Mire María Esther, decidí escribirle estas líneas para ver si de esta forma nos podemos entender mejor. Ante todo quiero decirle que la considero una excelente profesional. Se, por todos estos años de terapia, que usted es una psicoanalista seria y competente. Una vez vi en Facebook que iba a dar una conferencia en una asociación de psicólogos. Continuar leyendo

118. Las primeras etapas de una separacion

1. Sorpresa

Muchos sostienen que con el tiempo la pasión decae. Y, en nombre de eso, se bancan lo peores ninguneos. Pero a veces, decae el vínculo, y cuando eso sucede, la relación explota en cuestión de días. Uno de los dos comienza a comportarse cada vez más raro, se abraza al silencio como quien quiere huir del conflicto, como quien esconde la mano después del piedrazo.

Entonces preguntás qué pasa y ahí ocurre la primera detonación. Creés que es un mal sueño, quedás en estado de shock. No podes creer que esa persona tan cercana, ahora parezca tan lejana. Continuar leyendo

117. Perdida: un amor caprichoso

Se viene la entrega de los premios Oscar y nos invade una lista de títulos como si te dijeran “tenés que mirarlos todos antes del 22 de febrero para saber de qué se trata y no sentirte un tonto”. Más de un lector (en su mayoría hombre), me escribió pidiéndome una reflexión sobre la película Perdida, como requiriendo complicidad, auxilio o hasta solicitando un aventón. Es un thriller, una historia de amor tóxico, una infidelidad con mal destino, un policial bien americano o de cómo nunca hay que confiar con quien dormís. O de cómo caretear las emociones, o de cómo el amor es una media que se da vuelta de un momento a otro. Continuar leyendo

116. El arrastrado

Querida Nacha:

                                  Disculpame que te escriba, pero ya no sé cómo acercarme a vos. El tiempo se detuvo hace muchos días y ando como un tonto. Me cuesta estar despierto, y a la mañana lo único que espero es que se haga de noche para tomarme una pasti y dormirme con la esperanza de soñarte. Continuar leyendo