Más de 500 CV para el Mercedes-Benz C63 AMG

#Conduciendo

Mercedes-Benz C63 AMG Edition 507

La “Edition 507″ del modelo alemán fue creada por departamento de alta performance con el mismo motor que la versión convencional pero potenciado.

507 caballos de potencia

Pensando para los cliente que buscan un vehículo con un exclusivo diesño, un alto nivel de confort y un motor único, AMG lanza el C63 AMG “Edition 507”. A diferencia del modelo convencional, este ejemplar cuenta con el mismo impulsor de 6.3 litros, pero potenciado hasta alcanzar los 507 caballos y 610 Nm de torque. A su vez, acoplada lleva la transmisión AMG SPEEDSHIFT MCT de siete velocidades.

Gracias a esta novedad, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4.2 segundos en sus versiones Saloon y Coupé, y 4.3 segundos en la Estate. La velocidad máxima está limitada electronicamente para todas las configuraciones en 280 km/h, algo más que la variante estándar, debido a la inclusión del AMG Driver´s Package. Para controlar toda esta potencia se instalaron en el vehículo un juego de frenos AMG de alta performance más poderosos que los encontrados en la versión estándar.

Motor potenciado

La estética ofrece una serie de elementos exclusivos que otorgan una imagen única. El capó de aluminio, tomado de la versión Coupe Black Series, cuenta con dos aberturas que ayudan a expeler el calor del motor; otros elementos distintivos son sus llantas ligeras de aleación, sus faros oscurecidos, las terminaciones en negro brillante de algunos componentes y las tiras que atraviesan sus costados.

En el interior del “Edition 507” encontramos un habitáculo deportivo y funcional en el cual se puede optar por tres tonalidades de cuero para sus tapizados que se combinan con alcántara. Opcionalmente, AMG ofrece paneles iluminados con LED, alfombrillas, llantas de cinco rayos de aleación ligera, suspensión de alta performance y mayor número de elementos del interior en cuero negro.

El C63 AMG Edition 507 será develeado oficialmente en el Auto Show de Ginebra 2013.

Alcanza los 280 kilómetros por hora