Test: Renault Clio Mio 1.2

#Conduciendo

Renault Clio Mio

La marca del rombo ha reemplazado al histórico modelo con un producto económico que tiene como objetivo colocarse en el podio de ventas. Sus principales armas son la personalización y el precio.

El interior es bastante similar a su antecesor

Conduciendo.com ha probado en 2012 más de cincuenta autos del mercado nacional, pero nunca había tenido contacto con un producto que claramente esta apuntado para los clientes que buscan llegar a un primer 0km. La esencia de estos modelos es ofrecer diferentes alternativas pero manteniendo un valor económico. Es así como ejemplares como el Volkswagen Gol y el Chevrolet Classic hace años que lideran el ranking de patentamientos anuales.

Esta modificada versión del Clio de segunda generación fue denominada “Mio” dada la gran cantidad de accesorios y personalizaciones para que todos los clientes puedan elegir el formato de su vehículo. De esta manera, con distintas pegatinas, embellecedores de luces antiniebla, espejos con tonalidades diferentes y baguetas bicolor, el modelo ofrece un detalle diferencial con respecto a sus competidores.

Cambios de diseño para economizar

El gran cambio es su diseño se da en la parte frontal con una parrilla que se extiende hasta los faros oscurecidos y que contiene el rombo en el centro. En la “cola” se sustituyeron las ópticas y se colocó un alerón más ancho que reduce el tamaño de la luneta para dejar de lado el vidrio cóncavo de la edición anterior y que la pieza sea más económica. En el interior se diferencia de su antecesor con acabados símil cromo en el tablero, la nueva radio y la computadora de a bordo para todas las versiones.

La confección del vehículo ya no es igual con respecto a su modelo antepasado. Por ejemplo, los materiales y piezas han bajado la calidad, el ensamblado ya no es el mismo, ya no equipa los mandos de audio al volante y se visualizan algunos cables sueltos en el baúl. En definitiva, se han buscado todas las posibilidades para que sea un auto más accesible y más económico para competir en el segmento más competitivo del mercado.

Motor 1.2 de 75 CV

Su motorización es la misma que equipaba el modelo anterior. Es decir, el conocido propulsor naftero de 1.2 litros y 16 válvulas que alcanza unos 75 caballos de potencia. La sensaciones que nos ha dado es que sigue manteniendo su buena respuesta en baja y que, en ruta, es algo ruidoso debido a que trabaja a altas revoluciones. Alcanza una velocidad máxima de 155 kilómetros por hora.

El confort de marcha es cómodo para ciudad, aunque su dirección es algo pesada y los pasos de marcha no son tan precisos. En el transito extra urbano penaliza un poco porque es algo inestable y propenso a copiar los vientos laterales. Hablando de un auto que está desarrollado para el segmento más asequible del mercado creemos que en líneas generales el vehículo brinda las cualidades necesarias para un ejemplar de ciudad.

En cuanto a habitabilidad, las plazas delanteras son buenas con butacas confortables y con buen espacio para los pies. A su vez, el acesso a las plazas traseras -la unidad de prueba de Conduciendo.com era de tres puertas- no es el mejor, pero hay lugar suficiente para que dos adultos viajen cómodos. La capacidad del baúl es de 255 litros y la del tanque de combustible de 50l. -ver ficha técnica-

Cables sueltos en el baúl

El punto más crítico llega en los faltantes de seguridad. Ninguna de las versiones que se venden el mercado nacional ofrecen cinturones inerciales traseros, airbags y frenos ABS. Estos últimos dos, desde 2014, serán obligatorios y creemos que hubiese sido una buena jugada de la marca en adelantarse y destacarse en el segmento. A su vez, cuenta con una garantía de tres años que es única de los modelos más económicos.

En contrario a la seguridad, el equipamiento es el punto más fuerte del producto. En esta posibilidad de personalizar el modelo, el Clio Mio cuenta de serie con reproductor de radio AM/FM con cargador para CD, conexión auxiliar, puerto USB, lector de tarjetas tipo SD y Bluetooth. Opcionalmente, se puede agregar llantas de aleación liviana, molduras color carrocería, alerón y spoiler. -ver ficha técnica-

El confort está dotado de dirección asistida, aire acondicionado, computadora de abordo, lava luneta y asientos traseros rebatibles 60/40.

Creemos que los modelos más económicos del mercado tienen grandes fallas con respecto a los niveles de seguridad y de calidad. En este caso, las críticas han caído sobre el Renault Clio Mio pero no es un tema de la marca francesa. Sus rivales, como el Volkswagen Gol Power, Fiat Uno Fire, Ford Ka y Chevrolet Celta, tampoco salén de estas falencias.

En definitiva, la crítica general es contra la industria automotriz y las calidades de las ofertas que hay en el segmento más económico del mercado. Parándonos en este único nivel de vehículos, creemos que el Renault Clio Mio esta entre los mejores que se ofrecen.

Desde 61.000 pesos en adelante