Test: Fiat Doblo 1.4 Active

#Conduciendo

Fiat Doblo

Importado desde Turquía, el nuevo multiproposito de la marca italiana se destaca por un amplio espacio interior con capacidad para siete pasajeros y por su equipamiento. Es más grande que sus competidores.

Importado desde Turquia

Fiat ha sacudido el mercado de los multipropósitos en los últimos meses. La razón del agite del segmento no es por los últimos dos lanzamientos realizados -Qubo y Dobló-, sino por las medidas que traen cada uno de ellos. La incorporación de estos nuevos modelos le dio la posibilidad a la marca italiana de colocar al Qubo por debajo de sus competidores y al Dobló por encima de ellos.

¿Como son competidores sino coinciden en medidas?… ¿y que modelo comparo con cual? Estas son las preguntas que se hacen los clientes a la hora de elegir un ejemplar de estas características y en este test vamos a tratar de responderlas.

Si bien el Dobló es el mayor de los exponentes del segmento -4390mm. largo/1832 mm. Ancho /1845 mm. Alto /2755 mm. Dist. ejes- se puede llegar a comparar con la Renault Kangoo de siete pasajeros, pero el producto de Fiat lo aventaja en 155mm. en la distancia entre ejes y eso hace que la habitabilidad sea ampliamente superior. Si bien por medidas y precio, el Dobló se puede rivalizar con la Chevrolet Spin LTZ 7p, en Conduciendo.com creemos que no son vehículos similares ya que cada uno apunta a un propósito diferente.

La comparación tampoco se puede dar con los dos exponentes del Grupo PSA -Peugeot Partner Patágonica y Citroën Berlingo Multispace- porque además de no contar con la posibilidad de transportar siete pasajeros quedan superados en cuanto a envergadura. Estas opciones están más cercanas al Fiat Qubo que fue testeado por Conduciendo.com algunos meses atrás.

Cómodo y espacioso

Entonces la primera respuesta estaría respondida si usted es el cliente que busca el modelo por medidas o capacidad. El fiel exponente es la Renault Kangoo 7P pero no hay que dejar de lado al Chevrolet Spin -más acorde- aunque sea algo un poco más familiar.

La validad de esta consideración se da porque en el período de prueba hemos viajado, en un rango de 100 kilómetros, con siete adultos -sin bolsos- y resultó cómodo. Eso si, antes de subir al vehículo nos organizamos para que los más pequeños ocupen la tercera fila de asientos y así hasta los más grandes en las butacas delanteras. La sensación es que, a pesar de dificil acceso, dos niños pueden ocupar la última fila y no habrá ninguna queja.

El punto más crítico del modelo es que dispone de una única variante de comercialización -también hay opcionales disponibles-. Está claro que si todas las cualidades serían las mejores no habría ningún tipo de problema, pero hay un punto en conflicto. Esta versión, la Active, equipa un motor de 1.4 litros y 95 caballos que queda algo corto para la magnitud del vehículo. A pesar de ello, se puede viajar sin esforzarlo a poco más de 110 kilómetros por hora a un régimen por debajo de las 3.000 revoluciones por minuto.

Para toda la familia

Ocupándonos del trabajo de la caja de cambios manual de cinco marchas, podemos decir que las primeras dos relaciones son cortas y de fuerza y las tres restantes hacen el trabajo para que el consumo no sea elevado. Con un tanque de combustible de 60 litros y un consumo medio que esta por debajo de los ocho litros cada 100 kilómetros de promedio, el Fiat Dobló está preparado para viajes largos sin parar a repostar.

La posición de manejo no es de las mejores -fiel al estilo del segmento- aunque dispone de serie con asiento regulable en altura y con ajuste lumbar y con volante con ajuste vertical y profundidad, toma las condiciones de su hermano -el furgón- con una postura alta y pedales alejados. Dentro de lo destacado podemos nombrar que dispone de ganchos ISOFIX para el ajuste de la sillas de niños y la excelente insonorización que brinda un óptimo confort de marcha. -ver ficha técnica-

El tránsito en ciudad es su hábitat natural y el Fiat Dobló responde casi a la perfección. La dificultad llega en las maniobras marcha atrás por la poca visibilidad en la luneta y por el faltante de sensores de estacionamiento, una problemática a la hora de estacionar.

Su equipo de seguridad está por encima de lo habitual. Entre las opciones de serie y lo que se puede agregar, el vehículo podría llegar a contar con ABS (Frenos AntiBloqueo), EBD (Distribución Electrónica de Frenado), airbags frontales y laterales, ESP (Control de Estabilidad) y el sistema temporizador de faros con llave desconectada. Además, se suma una buena garantía de tres años o 100.000 km. -ver ficha técnica-

A su vez, el equipamiento de confort ofrece entre los más destacados los alzacristales eléctricos delanteros, la dirección asistida, el aire acondicionado con salidas en la parte trasera, las puertas laterales corredizas a ambos lados para acceso a los asientos traseros y la computadora de abordo. El sistema de audio, de buen sonido, brinda reproductor de radio AM/FM con cargador para CD, conexión auxiliar y puerto USB.

A un precio de 120.300 pesos

Si nos sentramos en la estética no podemos decir que es el diseño más logrado. A diferencia de su hermano menor, el Qubo, el Dobló es llamativo por sus líneas rectas y con poca gracia. Estas cualidades se mejoran un poco con las barras longitudinales en el techo, los espejos retrovisores y los paragolpes color carroceria y las llantas de aleación de 16 pulgadas. Pese a este breve parrafo, creemos y sabemos que sobre gustos, no hay nada escrito.

Esta claro que Fiat ha buscado que el Dobló cumpla con las necesidades de un familia numerosa y ese trabajo lo cumple a la perfección. Puede estar en duda cuales son sus rivales y a que segmento pertenece, pero esos centímetros de más que tiene con respecto a sus “competidores” multipropósitos lo vuelcan más para el lado de ser un vehículo familiar.

En conclusión, creemos que si uno se pone a sacar cuentas y ve que con poco más de 120.000 pesos puede llegar a un modelo que es capaz de transportar a siete pasajeros con buen confort o transformarse en un vehículo de carga, da la impresión que el Fiat Doblo está bien posicionado y que tendrá como únicos rivales al Chevrolet Spin y al Renault Kangoo 7p, un poco más alejado. De ahí en adelante es la elección del cliente y lo que busca. ¿Estética? ¿Confort? ¿Motor? ¿Seguridad? Son varias cualidades que habrá que poner en la balanza.