El contenido, los medios y las audiencias ¿Billetera mata galán?

Las empresas buscan llegar con sus mensajes a diferentes públicos y con diferentes objetivos, los canales y formatos cambian y el contenido se adapta necesariamente, siempre de cara al público con el que se busca establecer la comunicación.

La comunicación que se hace desde la empresa puede clasificarse de varias maneras, pero a los efectos de este artículo, lo haremos en función de los medios que utilizan, que pueden ser:  propios, pagados o ganados.

Cuando nos referimos a medios propios, entendemos aquellos que son manejados en forma directa por la organización, sin intermediación. Dentro de este grupo encontramos desde la propia web corporativa o de marca, un brochure institucional, un folleto que describe un servicio, un canal de youtube o el perfil de cualquier red social, hasta el mismo packaging de producto.

Los medios pagos son los tradicionales como la televisión, radio, revistas, diarios, in-store media o vía pública, pero también tenemos los banners en sitios web,  acuerdos “pay per click” y los contenidos sponsoreados, entre otros.

Finalmente, con los medios ganados nos referimos a toda aquella comunicación lograda en forma indirecta que puede generar un boca a boca, que logra que los consumidores la compartan como propia en redes sociales, o mismo las noticias de la empresa o sus marcas que llegan a los medios de comunicación sin mediar relación comercial.

Propios, Pagos y Ganados

Federico Rey Lennon, en “Reflexiones sobre el Management de Comunicación” rescata un pensamiento de Bernays sobre la contribución que el profesional de relaciones públicas puede hacer en la gestión de canales para que los contenidos lleguen en una forma adecuada a los diferentes públicos.

“El profesional de relaciones públicas utiliza todos los medios a su alcance. Bernays señala que su asesoramiento no sólo rige las acciones de comunicación que deberá llevar a cabo la organización sino también a la selección y al uso de los medios de difusión por los cuales fluirá la comunicación de estas acciones a los públicos que se desea alcanzar, sin importar si estos medios son la palabra escrita, oral, visual; esto es la publicidad, la radio y la televisión, el marketing directo o cualquier otra forma posible de comunicación.”

Poner un aviso, solicitada o un contenido auspiciado por una marca, permite controlar plenamente el mensaje. Una buena gestión desde las relaciones públicas ayuda a que contenidos atractivos logren la atención del periodista o medio y ganen su espacio. Este espacio ganado, puede presentar, en forma exclusiva o no, a la marca o empresa que instala el interés en la cuestión, y no necesariamente incluye todos los mensajes que le gustaría se difundan desde la compañía, los que sí serían incluidos si el espacio fuese pago.

Ser una fuente respetada como empresa o marca facilita claramente el trabajo de que nos pongan atención a los contenidos que consideramos son relevantes se publiquen.

También es cierto que las empresas y los medios tienen relaciones comerciales habituales tanto de sponsoreo institucional como de presencia de las campañas de las marcas, es verdad que esta relación aumenta las oportunidades de compartir un contenido que se busca se publique, pero desde la perspectiva del medio,  necesariamente, el contenido deberá ser atractivo para que sea difundido y no simplemente un aviso puesto en gacetilla de prensa.

Ahora bien, la gestión de contenidos en la era de las redes sociales permite también un nuevo diálogo con los públicos de interés, y el “content marketing” cobra otra dimensión, sortea parcialmente la discusión entre pagada o ganada, pero no escapa a la necesidad de que sea sustentada en contenidos relevantes para que sea tomada por el público objetivo como propia y compartida.

Más allá de como llamemos a las nuevas tendencias, native advertising, content marketing, branded marketing, brand journalism, corporate journalism, corporate media; el centro de las comunicaciones corporativas y de marca debe estar en la calidad del contenido y evaluar en forma integral los mejores canales para que éste llegue a las diferentes audiencias.

Desde la perspectiva del rol tradicional de las relaciones públicas, estas tendencias no necesariamente implican una redefinición del papel del periodismo, que mantiene su lugar de relevancia como llave del espacio ganado por las marcas desde el contenido relevante, noticiable, y no comercial;  pero sí implica una actualización de los formatos que presentan los medios y que son atractivos para sus seguidores desde el contenido que presentan y que puede referir directamente a marcas.

La Nacion

Los medios de comunicación también son empresas y buscan innovar en las propuestas de valor a las empresas anunciantes, con la dinámica que están teniendo las comunicaciones comienzan a aparecer formatos a los que no estamos acostumbrados y que redefinen los límites entre los conceptos preestablecidos. Estos nuevos formatos son una oportunidad de gestionar nuevas comunicaciones de marca y lograr resonancia, pero no debería ser el único espacio en el que las marcas son mencionadas, ya que estas generan noticia y como tan deberían seguir teniendo su lugar abierto  en los medios.

Desde la perspectiva de la gestión de marketing, una visión amplia integrando canales y formatos potencia la llegada del mensaje y mejora el balance entre “reach” y “engagement”. No pueden trabajarse en “silos”. Las relaciones públicas  claramente ayudan a potenciar la resonancia de las acciones de las marcas, y una inversión publicitaria renovada en cuanto mix de canales y formatos, ayuda mucho a este objetivo. El consumidor está buscando cada vez más que le cuenten historias que lo atrapen, y está abierto a que a través del conocimiento de estas historias, pueda conocer a las marcas.  En esta dinámica, el aviso publicitario tradicional puede chocarse con una barrera para lograr llegar con sus mensajes.

El complemento de las acciones de marketing tradicionales con nuevos formatos de campañas de marcas y con el complemento de las acciones de relaciones públicas que ayuden a una mayor notoriedad, llevan a un mejor estadio a la comunicación de marcas.

Como profesionales de las RRPP ¿Somos “Spin Doctors”?

En comunicación hay muchas estrategias y técnicas que fueron desarrolladas y ensayadas desde la política y luego tomadas para la gestión de comunicaciones de otras organizaciones. Un ejemplo de ello es la actividad llevada a cabo por los “Spin Doctors”.

Por “Spin Doctor” se entiende a aquel que construye una acción de comunicación con el objetivo de atraer la atención como noticia hacia algún tema en particular y así disipar la importancia de otras cuestiones. Esto incluye, encontrar aristas positivas a una situación no favorable para mitigar el impacto negativo de lo que realmente sucede.

Run

Es una acción que exige creatividad y muchas veces logra entidad y potencia, a pesar de que es sólo parte de otra cuestión o que es una cuestión lateral.

En muchas ocasiones, este accionar o estrategia comunicacional toma una forma negativa porque se tiende a “torcer o manipular la verdad”, pero más grave aún es cuando, por cubrir un tema, directamente se miente. Si la acción implementada es percibida por los públicos en esa dirección, entonces se podría quebrar la confianza, qué es el capital más relevante que construimos desde la de relaciones públicas.

La gestión de la comunicación desde esta perpectiva implica saber elegir el mensaje adecuado para la audiencia a la que nos estamos dirigiendo y hacerlo en el momento adecuado a través del mejor vocero.  Una parte del trabajo de estos profesionales es utilizar la comunicación y la persuasión para dar una interpretación favorable a ciertos acontecimientos en la opinión pública, por lo que actuar de “Spin doctor” no tendría por qué tener una connotación negativa ni asustarnos.

Como ejemplo de esta práctica podemos hacer referencia al trabajo de Edward Bernays (por muchos considerado el padre de los “Spin Doctors”) junto a el periodista George Creel en el  Committee of Public Information (Comité de información Pública) durante la Primera Guerra Mundial. Este organismo fue creado con el  principal objetivo de influenciar a la opinión pública estadounidense, a través de técnicas de relaciones públicas, para generar entusiasmo y aceptación total respecto a la participación de su país en la guerra.

Tero

En el plano local muchos hablan de acciones de prensa para dispersar la atención o cortinas de humo, y en criollo, se referencia al Tero, ave muy común en Argentina, que para cuidar su nido ante la presencia de una amenaza, teatraliza la situación echándose como si estuviera empollando y grita, pero en otro lado, para atraer la atención de quien lo asedia y se aleje así del nido.

Gini Dietrich sostiene en su libro Spin Sucks (Recomiendo ver reseña del libro hecha por Iliyana Stareva http://www.behindthespin.com/books/spin-sucks): “La manipulación y la mentira siempre se descubren. Mejor ser sincero cuando algo está mal y decir que se está trabajando en arreglarlo que posponer lo inevitable – en la web la verdad siempre sale a flote.”

El recurso del tero logra proteger el nido, una buena gestión de la comunicación construye y preserva la reputación de una organización. El “Spin Doctor” puede ayudar a la organización a tener el espacio necesario para solucionar una cuestión o a no ser expuesta innecesariamente, sin mentir.

Donde ponemos la atención

 

Marcas y sustentabilidad, la sustentabilidad del negocio

No es algo menor la conversación que se esta dando en los últimos tiempos alrededor la sustentabilidad, la responsabilidad de las empresas y el rol de las marcas.

El último encuentro donde nos expusimos a visiones y tendencias sobre esta cuestión fue Sustainable Brands Buenos Aires, pero hace unos meses también pudimos discutir el tema en el encuentro sobre Marketing Sustentable organizado por la Asociación Argentina de Marketing, y en el Encuentro organizado por el Consejo Empresario Argentino para el Desarrollo Sustentable, donde escuchamos las conclusiones del estudio Meaningful Brands de Havas Media presentado por Sara de Dios, o en múltiples encuentros organizados por el Consejo Publicitario Argentino, la Cámara de Anunciantes, IARSE o el Consejo de Relaciones Públicas, sólo por mencionar algunos.

El tema claramente está en agenda, y está muy bien que algunas reflexiones se repitan porque el público se renueva, pero más aún, porque el proceso de maduración  del tema lo exige, principalmente en las organizaciones empresarias.

Pero más allá del “pico de rating” que ahora pueda tener el tema, la discusión no es nueva.

Antoine Riboud, fundador del grupo Danone, sostenía en 1972 en su discurso ante empresarios, conocido como “Discurso de Marseille”, que “La responsabilidad empresarial no termina en la puerta de la fábrica o de la puerta de la oficina. Los puestos de trabajo creados por una empresa son fundamentales para la vida de los empleados, y la energía y las materias primas que consumen cambian la forma de nuestro planeta. [...] Es evidente que el crecimiento ya no debe ser un fin en sí mismo, sino más bien una herramienta que se usa para servir la calidad de vida sin ser perjudicial para él.”

http://downtoearth.danone.com/2012/11/16/the-1972-speech-a-milestone-of-danones-history-turns-40/Antoine-Riboud

Ese mismo año, el Club de Roma publicaba el trabajo “Los límites del crecimiento” que mostraba la preocupación que ya surgía en esos momentos sobre los impactos que generaba la actividad económica en el ambiente.

Franck Riboud, actual presidente Danone, sostiene que “Una empresa no puede prosperar en un desierto económico y social” y promueve activamente la cultura de la empresa como doble proyecto, económico y social. También dice que “(…) La perpetuidad de la compañía depende del desarrollo y del bienestar de su ecosistema de negocios y es por eso que la misma debe crear, a través de sus propias inversiones, valor y riqueza para las demás partes involucradas.”

Hace poco tiempo también estuvo en Buenos Aires Paul Polman, CEO global de Unilever y compartió sus reflexiones sobre como deben actuar las empresas en la sociedad de cara a un desarrollo sostenible.

Podríamos hacer una lista de todas las empresas y líderes que están hoy ya involucrados en una visión de generar un desarrollo sostenible teniendo a estas empresas como protagonistas.

Desde una perspectiva simple y llana, si no hay rentabilidad, no hay sustentabilidad. Pero es clave reflexionar sobre como se logra esa rentabilidad, tampoco es sostenible hacerla de cualquier manera.

Hoy la sociedad es consciente de este desafío y le exige a las empresas más sobre su compromiso con el entorno. Las nuevas tecnologías, las conversaciones que se dan en las redes sociales, nos permite escuchar, entender, lo que la sociedad pretende de las compañías, de los productos o servicios que éstas brindan y que sentido tiene para ellos las marcas que se comercializan.

Esta relación superadora de las empresas y su entorno, y de las marcas con la sociedad tiene una fuerza que aún no tomamos plena dimensión de su potencial. Es una oportunidad que sólo se puede aprovechar desde la coherencia entre el ser y el hacer de las empresas creando valor a largo plazo además de gestionar los riesgos derivados de los impactos económicos, ambientales y sociales. El consumidor  es cada día más consciente de lo que tiene sentido para él y lo que no. La no comprensión por parte de la empresa de esta realidad hace que sus marcas, y al final su negocio, no sean sostenibles.

 

 

En comunicación no todo es cuento

La gestión de las comunicaciones desde una organización impone, como uno de los principales desafíos, detectar  los atributos que la definen (cuáles son aquellos componentes esenciales que conforman su ADN corporativo),  cuánto conocen sobre esta realidad los diferentes públicos con los que la organización se relaciona, y determinada la brecha entre ambas, definir cómo y cuándo vamos a contar la historia, es decir, encontrar la manera más efectiva de transmitir nuestra identidad.

Es muy común encontrar referencias académicas sobre cómo ha ganado relevancia la forma en que contamos nuestras historias a la hora de ser más efectivos  en nuestros objetivos de comunicación.  Hace pocos días, Harrison Monarth, publicó en el Blog de Harvard Business Review un post llamado “The Irresistible Power of Storytelling as a Strategic Business Tool” , en donde destaca que, más allá de las diferentes perspectivas planteadas, una cuestión que siempre queda en claro, es que la estructura con la que se logra capturar la atención de los oyentes de una historia es la misma utilizada en los  relatos que han trascendido en el tiempo hasta llegar a nosotros hoy.

freytagpyramid

 

Pero historias hay muchas, y mal o bien contadas, lo importante  a resaltar,  es que siempre nos dejan algo. En lo cotidiano, los relatos que conocemos de una persona condicionan la relación que tenemos con ella porque nos involucramos en aspectos relativos a su esencia, su intimidad.  Ya a nivel de la sociedad, y centrando nuestra atención en las empresas, a partir de las historias que nos llegan de éstas,  determinan su atractivo como empleador, como referente en el sector que opera,  nos hacen sentir bien o mal como sus empleados, o hacen que los consumidores se acerquen o no a sus productos o servicios.

storytelling

Cada día de gestión de una organización construye su historia, y  con  momentos buenos y  no tanto, toda situación puede ser explicada hacia dentro y hacia fuera de formas muy distintas, dependiendo de quién relate lo que pasa y cómo lo haga. Pero más allá del cuento, están los hechos, cosas concretas que están atrás del relato, que representa la realidad.

Las historias generan vínculo cuando despiertan algo en el otro, cuando quien las escucha, valora positivamente lo hecho por la organización o logra comprender el compromiso que tuvo ésta para administrar un evento negativo o una situación que está en camino de corregir. Una historia bien contada establece un puente que permite transitar, en confianza, por una realidad que pasa a ser compartida, a través, de la conexión con las emociones.

Estos días estuvo por Buenos Aires, Sara de Dios, responsable de Meaningful Brands, presentando los principales hallazgos de este estudio que realiza Havas Media a nivel internacional, y compartió con diferentes audiencias las nuevas macrotendencias que se presentan en la sociedad y cómo estas determinan el nivel de vínculo de las marcas y sus públicos. Una de las principales conclusiones es que hay una “desconexión abrumadora entre las marcas y la gente“. La sociedad pretende mucho más de las empresas y de los productos o servicios que éstas comercializan, buscan que dejen de presentarse en el centro para ponerse al servicio del bienestar de la sociedad. Las marcas que ganan en proximidad con los públicos, son las que de alguna manera se humanizan,  y  ayudan a solucionar problemas ambientales o sociales,  y le otorgan a las personas la posibilidad de  mejorar su calidad de vida.

Las marcas o empresas que desde la coherencia entre el decir y hacer cuentan bien sus historias ganan en vinculo con la sociedad, refuerzan su reputación y se llenan de sentido, logran la significancia desde la perspectiva del otro. Por eso, las empresas, encontraron en contar historias,  una  forma muy eficaz  para comunicar su mensaje corporativo, justamente, porque no está en su objetivo persuadir al público hablando de nuevos productos o servicios, si no que intenta conectar con la parte emocional de las personas generando empatía y compromiso con la organización.

Si vos no contás tu propia historia alguien la va a contar por vos.

Mafalda

 

¿Estamos frente a una crisis Digital? ¿Qué las caracteriza?

Es muy común escuchar la discusión sobre la real existencia o no de lo que se denomina crisis digital. Burson Masteller, una de las principales agencias de comunicación del mundo, define como crisis digital a aquella que desestabiliza la reputación de una organización o persona en el mundo digital.

Claro está que no existe tal cosa como “mundo digital” en el sentido de una realidad paralela, sino que sigue siendo el “mundo real” expresado en un ambiente particular que es el ciberespacio.

A los fines de caracterizar lo que podríamos definir como particular de lo digital, me parece interesante la objetivación que hace Burson de los eventos que pueden brindarnos escenarios propensos a desestabilizar la reputación on-line, y al comprenderlos  dan lugar a una interesante manera de ordenarnos para luego definir como se puede actuar en cada caso.

Un primer grupo de eventos están ligados al manejo de INFORMACION.

1. El origen de una crisis puede  verse en la publicación de opiniones negativas en foros públicos. Estas opiniones de consumidores,  clientes, o de personalidades de un gran conocimiento público  pueden ser el puntapié  de una multiplicación de buzz negativo.

2. Otro foco podría  originarse en la publicación de información no verificada como cierta y que sea multiplicada por correo electrónico o en redes sociales. Estos rumores lamentablemente encuentran mucho eco en el mundo digital, afectan por seguro la reputación on-line y quedan flotando en el tiempo sin un manejo apropiado de información que los contraste con la información correcta.

3. En ocasiones nos podemos encontrar con un pico de conversaciones negativas alrededor de una empresa, marca o producto por la ausencia de una parte necesaria de estas conversaciones que provea información adecuada sobre el tema en cuestión. Un vacío de información, lleva a  la desinformación y esto es tierra fértil para que se escale en impactos negativos que afecten la reputación online de quien sea centro de estas conversaciones. La provisión apropiada de información sobre temas críticos es un factor relevante a la hora de que no se proliferen comentarios negativos.

4. Finalmente, también encontramos que la reputación on-line es afectada por actores que sólo buscan la denigración de una marca o empresa. En estas ocasiones no importa la información que provea la empresa dado que en la mayoría de las ocasiones quien denigra no busca establecer un diálogo positivo. El desafío es como dejar en evidencia esta intencionalidad sin potenciarlo desde la respuesta.

Un segundo grupo de eventos están ligados a la IDENTIDAD.

1. El mundo digital es muy receptivo a lo visual, y se han visto muchos casos en los que se afecta la reputación de una empresa alterando sus logos corporativos o de producto o se juega con el nombre de la marca. Este tipo de intervenciones son comúnmente viralizadas por usuarios en forma muy veloz.enron

2. La identidad también puede ser atacada vía usurpación. Perder el control de la identidad en un perfil de una red social o de una dirección de mail se traduce comúnmente en confusiones o conflictos generados por opiniones vertidas desde el perfil usurpado.

3. Falsificación de identidad. Es muy común ver el caso de celebridades quejándose de los perfiles falsos que hablan en su nombre en redes sociales, pero esto también sucede con la identidad de las empresas.

Estos tres tipos de afectaciones de la identidad ameritan en todos los casos de un análisis de tipo legal y no sólo desde la comunicación. Una rápida detección y documentación de este tipo de situaciones, y una adecuada reacción considerando las acciones legales, permite mitigar el impacto negativo  en la reputación on-line.

la foto

El tercer grupo está ligado a las TÉCNICAS que son utilizadas en lo digital y que afectan en forma directa la gestión de la reputación on-line.

1. Phising: Se trata de la suplantación o robo de identidad de una persona o empresa a partir de la cual un impostor cibernético se hace pasar por éstos  y emite una supuesta comunicación oficial vía correo electrónico o mensaje instantáneo.

2. Cybersquatting: Consiste en un fraude informático de tipo extorsivo mediante el cual un “ciberokupa” se apropia de un nombre o marca que no le pertenece y registra el dominio en la web como suyo con el fin de forzar , luego, a las empresas o personas a comprar su propio nombre o marca.                                                                                                                                                                      

3. Web hacking: Es un ataque informático  por la cual un “pirata cibernético” burla la seguridad de determinadas páginas web, perfiles de Facebook, cuentas de Twitter o cualquier otra sitio en donde un usuario almacene datos y toma posición de una cuenta que no le pertenece. Puede realizar publicaciones o dejar el sitio fuera de servicio.

4. Google bombing: Básicamente se trata de una técnica de posicionamiento en el buscador Google de  ciertas páginas web en detrimento de otras. La idea es que  al momento de realizar la búsqueda de una determinada palabra aparezcan en las primeras posiciones del buscador estas páginas que generalmente no tienen el contenido buscado.

En todos estos casos las medidas de seguridad preventivas son clave, y una rápida reacción permite también mitigar los daños.

Ver también

Crisis “reloaded” en la era digital

http://blogs.infobae.com/rrpp/2013/05/04/crisis-reloaded-en-la-era-digital/

Responder o no responder ¿esa es la cuestión?

http://blogs.infobae.com/rrpp/2013/02/11/responder-o-no-responder-esa-es-la-cuestion/

 

“El rey desnudo” y la comunicación

El cuento del Rey Desnudo que incluyó en su obra Hans Christian Andersen, más allá de hacernos reflexionar sobre las cuestiones que nos alejan de la verdad, también nos ofrece la oportunidad de pensar sobre los problemas de comunicación que tienen las organizaciones con su entorno y que las hacen estar muy expuestas.

Breaking newsTodas las personas nos vemos en muchas ocasiones influenciadas por lo que nos dice o no el entorno en el que nos movemos, por las historias que se nos contaron, los valores que se nos transmitieron. Claramente esta convergencia de factores condiciona nuestra perspectiva y a veces no nos deja ver más allá de estos “filtros”. Las organizaciones, como grupo de personas organizadas a un fin común, propósito, no escapan a esta realidad.

Toda organización es un ecosistema de relaciones, tanto internas como externas, y como toda relación se fortalece y desarrolla gracias a una buena comunicación. Para lograr esta comunicación de calidad, un elemento clave es lograr entender la perspectiva del otro.

Cada vez más organizaciones cuentan en sus comités de dirección, grupo central en el proceso de formación de decisiones estratégicas, con una persona dedicada al desarrollo y mantenimiento de la relación con los diferentes públicos de interés de la misma en forma sistemática.  Por la propia dinámica y foco del responsable de este trabajo, esta persona tiene muchas veces la oportunidad de traer a la organización perspectivas o puntos de vista diferentes que, compartidos en las discusiones adecuadas, ayudan a la organización a evitar quedar como el “rey desnudo”.

Un buen ejercicio dentro del proceso de toma de decisiones es plantearse en forma abierta y sistemática si no hay algo “obvio” que se está ignorando y que de ser tomado en cuenta y trabajado pueda reasegurar el futuro de la organización. Para buscar esta perspectiva, es de gran ayuda el contacto directo con la realidad desde foros internos que se abran a la participación de referentes externos, y se exploren juntos las distintas problemáticas que hacen al día a día de la organización, pero que también logren la mirada y pensar en el mediano y largo plazo para lograr la sustentabilidad de la organización y de su relación con su ecosistema. Un ejemplo de esto son los comités de sustentabilidad que comienzan a tener algunas empresas.

Otra gran oportunidad es ir a la búsqueda del otro, tomar contacto con la realidad desde su perspectiva. El salir de ser el centro y acercarse al otro es un gran ejercicio para la organización y mejor aún si tiene como protagonistas a sus directores. Las visitas a mercado, el diálogo con el comercio, visitar hogares de los consumidores, conocer las plantas de los proveedores, o ver qué destino final tienen los envases de los productos que se comercializan luego de su consumo, son ejercicios altamente recomendados que permiten “vestir” a la organización con diferentes perspectivas.

mas perspectivas

Crisis “reloaded” en la era digital

Hace unas semanas estuvo en Buenos Aires Fadl Al Tarzi, CEO de @Social_Eyez, y participó de un desayuno organizado por la @RevistaImagen donde compartió su visión sobre manejo de crisis en el mundo 2.0.

Al Tarzi focalizó su exposición en las crisis que surgen o son amplificadas en las redes sociales, y resultan en un traslado en forma negativa a los medios de comunicación tradicional, cambian las condiciones de negocio o provocan una pérdida financiera.

Continuar leyendo

¿Murieron las gacetillas de prensa?

Hace algunos meses, Pablo Mancini desafiaba a una audiencia que lo escuchaba atentamente en la 3ra Conferencia Internacional de Relaciones Públicas afirmando que las gacetillas de prensa habían muerto y se debía “resignificar” la mediación en los proceso tradicionales de comunicación.

Cuando en una organización se habla de gestión de las comunicaciones externas, lo primero en que se piensa es en la gestión de las relaciones con la prensa. Más allá de que esto sea un reduccionismo y deje fuera del análisis la comunicación con los otros públicos de interés, hay un emblema que caracteriza esta gestión: la GACETILLA!

Continuar leyendo