Aristóteles sabía brindar

images-2

Todo hombre por naturaleza tiene aspiración al conocimiento. Sabias palabras que desafía la máxima popular actual que asegura “el mejor vino es el que más te gusta”. ¿Por qué? Porque deja en evidencia que sin conocimiento no puede haber atracción verdadera, o duradera. Veámoslo de esta forma; nadie se enamora sin conocer. Se puede quedar flechado a primera vista o impactado a primera copa. También se puede disfrutar mucho de un vino la primera vez que se lo toma, incluso siendo un bebedor ocasional; de esos que no le prestan demasiada atención a la cosa (que está en la copa). Pero para disfrutar más hay que conocer. Continuar leyendo

Vení, hacete amigo del vino

IMG00601-20110815-1056

Se dicen tantas cosas del vino, pero por suerte no está todo dicho. Falta mucho para eso. Pero sigo sorprendido como aún al vino argentino le faltan amigos. Y con amigos me refiero a consumidores. Porque en los últimos años, el vino ha hecho mucho para acercarse a todos. Lejos quedaron los tiempos en los cuales sólo se lucían algunos pocos cuando se celebraba algo importante. O mejor dicho, se lucían todos y a diario en las mesas nacionales. Pero la evolución nos demostró que aquellos vinos omnipresentes no tenían los atributos de los actuales. Continuar leyendo

El Malbec es como Messi

images-1

¿Hasta dónde puede llegar el Malbec?

 

 

 

 

 

 

 

No se trata sólo de un oportunismo mundialista, sino de una de las analogías más claras. Porque no sólo se puede leer, sino que también se puede beber y comprender mejor, además de con la mente con el paladar. Porque sin dudas, es el mejor vino de la Argentina. Continuar leyendo

Un vino 100 puntos por favor

Cuando el lujo se convierte en vino

Está claro que a la mayoría de los que disfrutan del vino a diario, los puntajes les importan poco y nada. Sin embargo, a los que lo hacen, a los que lo venden y/o promueven, y a los enófilos, sí. Además, sigue siendo uno de los temas más polémicos por donde se lo mire. Ya sea por quien los otorga, o en donde sale publicado, o si el degustador de turno cató los vinos a ciegas, etc. Lo cierto es que lo importante no es el numerito al final del comentario de un vino, sino la consistencia que dichos dígitos pueden mostrar. Ya que de esa forma, ese dato pasa a ser confiable. Y convengamos que el puntaje de un vino, en todo caso, es una excusa más para adquirir una etiqueta determinada. Continuar leyendo

Música para beber by Pedro Aznar y cia

_D9A5425_2

Uno es un artista muy reconocido. Si fuera un vino seguramente una buena descripción sería: armónico, equilibrado, elegante y profundo.

El otro es un enólogo muy reconocido. Si fuera un músico seguramente una buena descripción sería: vibrante, soñador, poeta y talentoso.

Ambos conforman un dúo al que llamaron Abremundos, y juntos prometen revolucionar el arte de hacer vinos. Continuar leyendo

Después de la década ganada, ¿qué?

Vino argentinoNadie puede dudar que los últimos diez años han sido espectaculares para la vitivinicultura argentina, en todo sentido. El vino es la bebida nacional por ley, el Malbec se coronó, el Torrontés despegó, el vino se subió a la autopista de la calidad para no bajarse nunca más, explotar los mejores terruños ya está en la mira, los enólogos se lucen dentro y fuera de las bodegas, la oferta se consolida con propuestas para todos y todas, pero… por qué siguen los lamentos. De las bodegas porque las ventas no son suficientes y de los clientes porque los precios se disparan y los mensajes no son claros. ¿La industria desaprovechará esta oportunidad histórica ocasionada por este gran envión que produjo la década ganada? ¿Y los consumidores qué pueden esperar? Continuar leyendo

Francamente, no entiendo

images

Hace tiempo que sigo de cerca a los vinos argentinos, y me siento el hincha número uno (aunque debemos ser miles). Es decir que soy testigo privilegiado de todo lo que pasa y siempre deseo lo mejor. Pero cuando algo no me cierra, lo digo. Me pasó dudar del Syrah en el pleno de su auge sanjuanino, por citar sólo un ejemplo. Hoy, muchos se llenan la boca con el Cabernet Franc. Los que lo hacen, muy entusiasmados con sus primeros grandes vinos logrados con dicho cepaje. Los que vienen de afuera, porque captan tal entusiasmo. Y muchos de los que están acá, porque se hacen eco de los que lo hacen y de los que vienen de afuera, más allá de sus opiniones y visiones. Continuar leyendo

Carta a Robert Parker Jr.

Robert Parker Jr.Estimado, salvando las distancias que nos separan le cuento que usted fue mi inspiración allá por 1999 cuando degusté por primera vez una copa de vino. Al otro día fui en busca de una libreta para anotar lo que sentía luego de probar cada copa, y no paré. La curiosidad rápidamente me llevó hasta su Wine Advocate y quise hacer lo mismo. Es más, desde mis comienzos como periodista me animé a calificar los vinos utilizando su escala de 100 puntos, algo que casi nadie se anima a hacer por aquí. Continuar leyendo

Mensaje en una botella

IMG_3362Aunque parezca mentira, la frase más popular del vino ha sido inventada (o al menos inmortalizada) por una persona: Miguel Brascó. Porque fue él quien dejó el expertisse de lado para convencer a los consumidores que el mejor vino es el que más le gusta a cada uno. Esta contundente frase esconde cierta complejidad detrás de tanta simpleza. Porque si bien está claro que todos podemos disfrutar de todos los vinos, también cierto es que existe un universo de vinos, todos diferentes entre sí, y con diversas pretensiones. Por qué hablo de pretensiones y no de calidades. Porque la calidad es algo difícil de medir; sobre todo en esta época en la que todos los vinos, sin importar su segmento de precio, han incrementado sustancialmente su nivel. Y es ese conjunto de “pretensiones” el que determina cómo es un vino, y por ende, cuánto gusta.  Continuar leyendo

Hoy, mi copa está vacía

la foto copia

Pero no te preocupes Miguel que mañana la volveré a llenar; y te prometo que cada vez que me sirva vino, brindare por vos. Porque te lo mereces. Es lo mínimo que puedo hacer después de todo lo que me diste. Recordarte en cada sorbo, en cada presentación. Porque sí bien te fuiste de este mundo y no nos pudimos despedir como nos hubiera gustado, se que me estarás mirando todos los días. Ya no te tendré a mi lado para corregirme, o para discutir temas tan importantes como sí los sommeliers son bobetas o si la palabra maridaje no tiene música. Pero eso ya no importa, porque se que estas ahí, y seguiremos siendo Dos de Copas, vos desde allá, y yo desde acá. Continuar leyendo