Buenos Aires Institut

Las personas nacemos con similar capacidad para disfrutar o padecer ante idénticos estímulos, pero según la sociedad en que nos desarrollemos se potencia una u otra habilidad. Hay ámbitos sociales en las cuales lo bien visto es mostrarse campechano, humilde, sin embargo hacer gala de conocimientos cada vez que se presenta una ocasión, resulta pedante y tiene mala prensa, hay otras donde la costumbre es cazar, otras donde pasa por el baile y la expresión corporal, otras por el recto, otras por la exhibición de los sentimientos. Continuar leyendo

El camino del Chamán

Se fue Robert Chinook.

Amigo íntimo y cósmico de un matrimonio que son como familia para mi, Adrianne y Ken Miller.

Robert tenía más vida, experiencia y sabiduría que años, y eso que edad cronológica tenía para dar y tomar. Hay gente que transcurre toda su vida repasando la parte del libreto que le dio éxito, o bien relamiéndose las heridas producto de la parte que le salió mal. Y hay otros que vuelan más allá de ellos mismos haciendo un viaje que paradójicamente es el que los lleva al “yo” más auténtico, pero que también los conecta con el universo circundante, y algunos como Robert, incluso con el universo del más allá, que no es sino el “más acá” más cercano y real que existe. Continuar leyendo

Días de luto y reflexión

Los últimos días al abrir los periódicos pareciera ser que están encabezados por las páginas de anuncios fúnebres, una escritora cubana comentaba hoy en las redes sociales: “Acaba de morir la gran autora catalana, mi primera editora y eterna amiga Ana María Moix”.. refiriéndose a alguien de una profundidad y una implicación en la cultura europea de nuestra era como pocos. Así como su hermano Terenci Moix fueron rompedores, más aportadores por la importancia que por la belleza de su obra, ya que significaron en Cataluña y por ende en el resto de España luego, una ola de espuma fresca, la misma sempiterna voz de la poesía pero bañada con un perfume renovado, vestida para cruzar la línea y no regresar nunca más de la transgresión. Continuar leyendo

Adiós Santi

Acabo de enterarme de algo que me dejó helado.
Ha muerto el Gran Santiago Feliú, para todos nosotros Santi.

No tengo ahora las palabras correctas porque me acabo de enterar, pero quería ante nada dejar aquí de manifiesto mi más íntimo respeto por todo lo que fue su carrera anárquica, su valor para hacer lo que le daba la real y santísima gana, un revolucionario en mejor sentido de la palabra, en muchos terrenos, incluso ha hecho que un servidor, que no soportaba a Nueva Trova clásica, a Silvio, Pablo, Noel, Sara, y su propio hermano Vicente, terminase abrazando la estética y cierto mensaje de ese sub-movimiento.

Continuar leyendo

Identidad musical y calzón culinario

El otro día estando circunstancialmente entre unas personas con las cuales no existía otro nexo identitario que nuestro aspecto antropomorfo, la misma cantidad de dedos en pies y manos, la nariz, los ojos y no sé bien cuantas porciones cerebrales en cada uno, decidí hablar de música en lugar de hablar del clima, más que nada porque llevaba diez días lloviendo y no había habido en el firmamento el más mínimo cambio que permitiese un comentario, no digo sagaz, pero al menos aceptable cromosomáticamente hablando.
Era el tipo de gente con que te ves atrapado súbitamente en una cola que se estira más de lo esperado o en una reunión inevitable de padres de los niños de la misma aula. Continuar leyendo

Easy Rider Guevara

La época nos aleccionó a muchos seres humanos, de un lado de las ideologías y del otro. Hasta hoy la gente sigue arrojándose a la cara que el del bando contrario fue más violento que el del propio. Cuando en realidad lo que había en práctica como modo de expresión,  era la violencia.

Por supuesto que era cierto que EEUU terminó el siglo XIX con la invasión a Cuba y empezó el XX invadiendo el resto de América Latina, respondiendo a sus intereses imperialistas. Hasta ahí totalmente de acuerdo con todos los anti imperialistas del mundo ya que soy de pleno uno más. Pero desde el mismo momento en que justificamos  las tempranas matanzas bolcheviques de los marinos en la primera revuelta aún vivo Lenin, los millones de muertos por hambre y por violencia y hacinamiento por Stalin,  la invasión a Checoslovaquia, a Hungría, la revuelta de Gdansk, los bombardeos a Afganistán, por parte de la URSS; o la injerencia en los temas del continente africano por parte del ejército cubano ya no estamos siendo excesivamente serios con el anti imperialismo.  Continuar leyendo

Recuperar Europa

En mayo de este año 2013 murió el primer inmigrante al que se le negó la asistencia médica en España por carecer de papeles.

La realidad no ha deparado una mejoría en ese sentido sino lo contrario, el grueso de los que posibilitaron el falso milagro español de hasta hace tan sólo un lustro, la mano de obra inmigrante ha quedado a merced de la buena salud que sus metabolismos le deparen.

ana-mato-gestion-publico-privada

Ana Mato, Ministra de la deteriorada Sanidad española

Incluso la sanidad pública para atender a los españoles se está deteriorando a pasos agigantados de manera deliberada, con la finalidad permitir entrar en escena a las compañías privadas para que gestionen Ambulatorios y Hospitales Continuar leyendo

El estornino y el Pichón

Primer día.

Martín y Alejandro encontraron en el jardín un pichón de un tipo de pájaro que no sabemos cual es, hemos visto un nido con pichones en el tejado bajo, pero estos eran de otra especie, así que pensamos que se habría caído del tejado de la última planta, no podíamos devolverlo a su madre, entonces Martintxo, tras suspirar profundamente los sollozos que le habían provocado la idea de que inevitable e inmediatamente el pichón iría a tener un desenlace fatal, se informó en internet y ahora lo tiene en una caja con una bolsa térmica cervical, un foco de luz para dar a la bolsa calor y un nido vacío que teníamos en una conífera del jardín. Lo alimenta con comida para peces embebida en agua y a la vez soluciona el tema de la hidratación.
No está como con su madre, y no hay que hacerse ilusiones que pase de un par de días, pero al menos ha caído en las mejores manos que podía caer.
Cosas así son de las que me siento orgulloso. Como algunos padres se sienten cuando su hijo les trae calificaciones notables del colegio.
Lo encontró un hijo mío y el otro está rasguñando entre el límite de la fantasía y eso tan procaz llamado realidad, en busca de alguna posibilidad de dotarlo de vida, o de hacerle lo menos espantoso el tiempo que le quede, permitiendo al alma de ese bichito conocer a través de una decidida protección, el amor de otra alma con quien se hermanará para siempre pase lo que pase. Me conmueve y me educa
Nunca había imaginado lo tan cercano a mi atormentado espíritu de otrora que podría anidar el bien.

Continuar leyendo

Corrientes y Callao

Hace pocos días me encontré con mi amiga Claudia en el café La Ópera, en Corrientes y Callao, para charlar un rato sobre bueyes perdidos.
Al cabo de la conversación, cuando nos pusimos de pie mientras me disponía a la última caminata del día hacia el barrio de Congreso donde estaba parando por los días que visité la ciudad, mi amiga me advirtió:
- Mirá quien acaba de entrar. Continuar leyendo

Vuela Patty

Ayer escuché un ruido en la chimenea. Pensé que se trataría de un pájaro atrapado.

En invierno o en los días de lluvia, los pájaros buscan cobijo en el calor de las chimeneas, y alguno de tantos se queda dormido, abrigado por en el refugio hasta que caen por el agujero. Algunos consiguen salir pronto otros aletean y solo logran trabarse en la mitad del tubo y allí morir, pocos llegan al hogar y consiguen salir del tiro sanos y salvos sin encontrar brasas ardiendo o algún propietario aprehensivo o asustadizo que les aseste un escobazo.

Desde el  momento en que escuché el ruido del ave atrapada sentí que debía liberarla, me iba algo en ello, además de la vida del animal en sí, estaban en juego otros factores.  Abrí la tapa del tiro y desplacé la plancha de hierro que bloquea el techo, quité una tapa metálica del fondo, coloqué agua y un trozo de pan en el suelo del hogar y cerré la puerta de vidrio frontal. Regresé en varias ocasiones a vigilar lo que sucedía, pasé un cable hacia arriba para ayudar a destrabar al animal. Dejé todo listo y me fui a descansar. Durante toda la noche estuvo yendo y viniendo la imagen de Patty a mi cabeza, que me sugería: -no lo abandones. Continuar leyendo